Buzón de Dios

Arrepentimiento

Esta palabra significa cambio de idea. Estar arrepentido es estar compungido, dolido, triste por haber hecho algo. La biblia reconoce el arrepentimiento tanto de Dios como de los hombres. El arrepentimiento de Dios significa dolor o pesar seguido usualmente por una acción positiva. Génesis 6:6

"Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón"- Exodo 32: 14

"Entonces Jehová se arrepintió del mal que dijo que había de hacer a su pueblo"-

Jeremías 18:8 Pero si esos pueblos se convirtieren de su maldad contra la cual hablé, yo me arrepentiré del mal que había pensado hacerles". Esto no contradice la doctrina de la inmutabilidad divina. La ley incambiable de Dios es que su misericordia es hacia aquellos que lo aman y le obedecen, y sus juicios hacia quienes le desobedecen.

La Biblia también nos dice que el verdadero arrepentimiento tendrá como resultado un cambio de conducta. Hechos 3:19 dice: Así que arrepentíos y convertíos para que sean borrados vuestros pecados, para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio." Y, del mismo

libro el capítulo 26:20 dice " sino que anuncie primeramente a los que están en Damasco, y Jerusalén y por toda la tierra de Judea y a los gentiles, que se arrepintiesen y se convirtiesen a Dios haciendo obras dignas de arrepentimiento.

El libro de los Hechos parece enfocarse especialmente en el arrepentimiento con respecto a la salvación. Y éste necesariamente nos lleva a cambiar nuestra opinión, nuestro parecer respecto a Jesucristo. El día de Pentecostés en el sermón de Pedro, según Hechos 2: 36 y 38 "Sepa, pues, ciertísimamente toda la casa de Israel que a este Jesús a quien vosotros crucificásteis , Dios le ha hecho Señor y Cristo. Pedro les dijo: Arrepentíos y bautícese cada

uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados y recibiréis el don del Espíritu Santo." Podemos comprender perfectamente la exhortación que Pedro está haciendo a la gente para que cambie su mentalidad de rechazar a Cristo como el Mesías, a la fe en El como Mesías y Salvador.

Podemos comprender que el arrepentimiento y a fe pueden ser vistos como "dos lados de la misma moneda" porque es imposible poner tu fe en Jesucristo como el Salvador sin haber cambiado primero la mentalidad acerca de El y lo que El hizo.

Ya sea el arrepentirse de un rechazo obstinado, o arrepentirse de ignorancia y desinterés-es un cambio de mentalidad. Bíblicamente el arrepentimiento en relación con la salvación, como bien lo vimos desde el principio es un cambio de mentalidad del rechazo a Cristo, a la fe en El. Es de suma importancia que comprendamos que el arrepentimiento no es una obra que hagamos para ganar la salvación. Nadie puede arrepentirse y venir a Dios a menos que Dios atraiga a esa persona hacia El - Juan 6:44 "Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere y yo le resucitaré en el día postrero" y Hechos 5:31 y 11:17: "A este Dios ha exaltado con su diestra por príncipe y salvador, para dar a Israel, arrepentimiento y perdón de sus pecados. " Si Dios pues, les concedió también el mismo don que a nosotros que hemos creído en el Señor Jesucristo, ¿quién era yo que pudiese estorbar a Dios".

De esta manera podemos ver que el arrepentimiento es algo que dá Dios- solo es posible por su gracia.

Nadie puede arrepentirse a menos que Dios le conceda el arrepentimiento. Toda la salvación, incluyendo el arrepentimiento y la fe, es el resultado de Dios acercándonos, abriendo nuestros ojos y cambiando nuestros corazones. La paciencia de Dios nos conduce al arrepentimiento.

Búsqueda