Refranes

En carrera larga, hay desquite.
Entre cielo y tierra no hay nada oculto.
Extiende tu mano pero no entregues el corazón.
La cabra al monte tira.
La justicia cojea pero llega.
La ley es para el de ruana.
La zalamería es pura algarabía.
Lo malo de la rosca es no estar en ella.
Lo que por agua viene, por agua se va.
Los cobardes se cubren con tu espalda.
Más fácil cae un mentiroso que un cojo.
Nadie aprecia lo que tiene hasta que lo pierde.
No bote pólvora en gallinazos.
No le hagas a nadie lo que no quieras que te hagan a ti.
No llores por los miserables de consciencia, ora por ellos.
No se le pueden pedir peras al olmo.
No seas luz de la calle, oscuridad de la casa.
No utilices la ley del embudo, de los justos será el mundo.
Nunca digas cuánto amas. Te pedirán más y te darán menos.
Perro que ladra, no muerde.


« Página 2 de 3 »