Rincón Poético

Y Te Fuiste - Soneto 647

Y fueron tu alma y la mía dos gotas de rocío
temblando sobre el mismo rojo pétalo de la flor,
dos notas idénticas de la misma canción,
unísonos latidos de amor de tu corazón y el mío.

Y fuiste la luz que iluminó la ruta del destino
y fuiste bálsamo de ternura para mis penas
y sortilegio que, con una mirada rompió las cadenas
que ataban mi espíritu y cual Cristo; fuiste el camino.

Y fuiste, para mi sed de amor agua clara de la fuente,
de la fuente de dulzura que inundó mi alma
y fuiste el complemento que amaría eternamente.

Y fuiste el fértil surco donde planté una oración
que fructificó en tu vientre en dos frutos de amor
y fuiste todo bondad de madre y fuiste y eres, todo, todo.

por

Cubano

Búsqueda
Poemas/Autores