Rincón Poético

A Destiempo

Llegas de día con a azufre y halo humeante
dejando un trazo azul como de pólvora quemada.

Me hablas de oraciones y condenas,
descendemos por la escalera de caracol
y arañamos con tinta sangre las paredes.

Encontramos niños con mirada de viejos y voces grises
ciernes ante mi un abanico de inquietudes y reservas,
apuntalando las fronteras de mi raciocinio.

Solo me ofreces cortinas de tinieblas ante mi condición,
sientes placentera indiferencia
Ni mis rompecabezas de súplicas logran conmoverte
si bien bordeo en la desesperación,

La música triste de tu prosa no me hace mella Y te aseguro parca negra:

“Aún no ha llegado para mí, la hora”.

Búsqueda
Poemas/Autores