Rincón Poético

Que Fue De La Oca

Un granjero soñador amante de los animales tenía un pequeño corral, en el cual poseía unas cuantas gallinas y un gallo. El granjero era muy cuidadoso por lo tanto todas las tardes al volver del trabajo pasaba a saludarlas, por las mañanas antes de ir a sus labores revisaba que tuvieran comida y agua. Cierto día tuvo la idea de comprar un par de gansos fue en busca de ellos, a una veterinaria que quedaba cerca a su casa, para su sorpresa al llegar al lugar vio un par de gansitos muy pequeños, aun en su primera pluma, los compro y cuidadosamente los llevo en una caja de cartón que le dieron en la veterinaria, al llegar a casa jugaba con ellos como un niño, les hizo una foto para el recuerdo del inicio de una relación afectuosa con ellos. Todos los días cuidaba de ellos con esmero, cariño y delicadeza ya que eran unos bebes, cuando se iba se despedía y cuando volvía igual los saludaba, así se repetía la historia de todos los días, paso el tiempo y los pequeños gansos siempre juntos. Como el veterinario lo informo los gansos eran inseparables, no podía estar lejos uno del otro porque empezaban a llamarse con desespero, hasta encontrarse.

Pero una noche de esas, el pequeño granjero regreso muy tarde y cansado a casa, había dejado abierta la puerta del corral por la mañana, y ya no alcanzó cerrar. Entonces por la noche algo ocurrió en ese corral, por la mañana el granjero se percató de que algo no estaba bien, el pequeño ganso, corría por todo el lugar, lloraba, buscaba a su hermano, sin encontrarle. Al ver esto el granjero desesperado busco con afán y temiendo lo peor, al pasar un buen rato por fin le encontró, una tremenda tristeza inundo su corazón, ahí estaba el querido animal con sus órganos por fuera había sido atacado por un Racoom, asesinado fríamente, uno logró escapar herido de una de sus alas, pero el otro fue la victima aquella noche. Una escena muy triste y fatal para alguien que ama a los animales.

El granjero curó las heridas del otro ganso, que aunque no quedo igual, estar vivo era una esperanza, paso un tiempo con mucho miedo, traumado no permitía que se le acercaran. Pasó el tiempo y el ganso del ala rota cambió su plumaje, y se convirtió en una hermosa gansa, la compró cuando puso su primer huevo, fue mucha la alegría, la emoción pues paso el tiempo y puso muchos huevos mas. Cierto día el granjero salió de paseo con su familia y no pudo volver, esa noche pensó en la suerte de su gansa, rogando no le pasara nada. Al dia siguiente al volver, lo primero que hizo fue llamarla como lo hacía siempre, el llamado que ella biení, cac cac cac cac... no aparecía, cac cac seguía llamando el granjero. Y de pronto aparece ella con su cuac cuac feliz de verlo otra vez.

Ella tenía su recipiente en donde todos los días se bañaba con agua fresca, aleteaba como si fuera a emprender vuelo, pero nunca se fue. Pasó el tiempo y el granjero acomodo un corral con nido especial y puerta para que ella pudiera entrar y salir y al caer la noche el cerraba la puerta, algunas noches lo olvido, pero no pasaba nada de gravedad ella siempre estaba ahi con su saludo del amanecer.

Pero una tarde al volver la llamo cac cac dónde estaaas? Ella no respondió al llamado, ella algunas veces se quedaba por ahí y no hacia caso a su llamado entonces se fue a descansar, por la mañana intrigado, salió de nuevo a llamarla pero ella no respondió, busco y busco sin resultado positivo, se le hizo tarde para ir a su trabajo y se tuvo que ir pensando en ella, será que voló lejos? O se quiso marchar? Pues no había señal de ella.

Más tarde recibe una llamada. En su corazón esperaba una noticia positiva. Al parecer la gansa corrió y corrió tratando de escapar del mismo asesino de su hermano pero el este fue mas veloz que ella, y ahí estaba tirada en el suelo sin aliento de vida, con el mismo final, asesinada con la misma frialdad de un Racoom.

Búsqueda
Poemas/Autores