Rincón Poético

¡Cuánto te Necesito!

Querido Dios,
¡Cuánto te necesito!
Pero estás presente en la Creación,
En cada rincón escondido,
En cada persona, en cada niño,
En cada anciano que va rumbo a su destino.

Te encuentro cada día al despertar,
Te saludo y estoy contigo,
Tan Presente, tan sentido,
Eres fácil de hallar; te encuentro hasta en el olvido.
En el olvido de las cosas que quiero olvidar,
Limpias mi mente, la llenas contigo.

Te necesito mucho,
Pero no es un problema,
Siempre estás Presente.
Basta un llamado, basta un suspiro,
Basta una mirada que lanzo al vacío,
Y ahí estás, dejándote encontrar, siempre dispuesto.

A ser el oído que escucha, a ser la mano que cura,
Los brazos que abrazan, el sustento, la fuerza, el abrigo,
hablando las correctas palabras,
aquellas que calman, que fortalecen y ayudan.
¿Qué puede ser mejor que tenerte?
Eres mejor que un amigo.

Mejor que el más sabio consejero,
Que el más fuerte compañero.
Que el mejor de los amigos.
Por eso, busco estar contigo; por eso, te necesito.
Y te encuentro, siempre te encuentro.
Y siempre eres el sustento que tanto necesito.

Búsqueda
Poemas/Autores