Rincón Poético

El Organopónico

Había una vez, una señora que hacía muchos años que no visitaba a Cuba, su país de origen. Ella vivía en West Palm Beach, Fl. En esa visita le sucedió algo muy simpático, que le hizo ver que todo lo que se habla no es lo que se entiende, que lo que se ve no siempre es la realidad y lo que se contesta no tiene nada que ver con lo que se pregunta.

Esta señora regresó a su país después de quince años de ausencia, ella estaba muy preocupada y temerosa porque años atrás había pasado una situación un poco embarazosa y no sabía cómo sería recibida en su pueblo natal, por lo tanto, estaba un poco nerviosa, no obstante, así fue como se desarrollaron los acontecimientos:

Cuando ella llegó al pueblo, como sucede por lo regular siempre que un lugareño regresa a su tierra, todos los vecinos, amigos, parientes y conocidos quieren ver con sus propios ojos como luce al cabo de tantos años. Quieren saber cómo se ve, qué ropa trae, como son sus zapatos, qué marca de cartera usa y sobre todo si tiene arrugas, si está gorda y barrigona, en fin, todos esos detalles que nos interesan tanto a nosotras las mujeres; al final todos están de acuerdo en una cosa y es que, te dicen: "estás igualita, los años no han pasado por ti", en fin, a esta señora le tocó recibir la visita de una ex compañera de trabajo y he aquí la conversación que se originó en ese encuentro tan esperado.

S...¡Fidelina! ¿cómo estás?
F...Yo muy bien, y tú estás igualita, los años no pasan por ti.
S...Gracias, no te creas pero me duele todo. Sigues trabajando en el mismo lugar?
F...No, qué va! Es que ahora tengo un organopónico y dejé el trabajo.
S...¡Queeeeé! Por algo te noto tan desmejorada, pero no te preocupes, si necesitas alguna medicicna, con mucho gusto te la envío lo más pronto posible.
F...¿Medicina? ¿y para qué?
S...Pues para ese organopónico que tienes. Y la señora pensando: " ¡Hay mi madre!
Voy a tener que entrar en cuarentena cuando llegue al aeropuerto de Miami, si te descuidas esto es contagioso"
F...Oye, tú estás loca! El organopónico no es ninguna enfermedad, es un huerto que tengo detrás de mi casa.
S...¡Ay Fidelina! Perdóname, la próxima vez junto con tu regalito traigo un diccionario y así no me vuelvo a equivocar.
F...Está bien, "esto no es fácil"
S...O.K., me alegro que estés bien, cuídate!
F...O.K. que tengas buen viaje y muchas gracias por el regalito.

Búsqueda
Poemas/Autores